Somnus Greco

Dramaturgia y dirección Liuba Cid

Coreografías: María Rovira


En imágenes

Fotografías de Mª Teresa Gómez Lozano©


SOMNUS GRECO. Video cortesía de la Factoría del Mapófono con música de Rodrigo Tamariz. Coreografías de María Rovira, música de Pilar Ordóñez.Intérpretes: Cía. Tránsit Danza y bailarines del Ballet de Cámara de Madrid. Estrenado en el Teatro de Rojas de Toledo 14 y 15 de Marzo de 2014. Producción Arte Promociones Artísticas.

VIDEO PROMOCIONAL



Fragmento del espectáculo SOMNUS GRECO.

Violoncellista Pilar Ordoñez (video mapping 3D/ efectos Ivan Andrés, artista multimedia)


Críticas

“Somnus Greco” El sueño de El Greco, es una inmersión desde la danza, el teatro y la música en el “Universo Greco”. En el contexto de su producción pictórica, el sueño toma como referencia el relato de una de sus obras más complejas perteneciente a su último periodo toledano: Laocoonte (1609). El caballo de Troya que figura en el plano central del cuadro, es presentado como una metáfora escénico-coreográfica que representa el viaje temporal de la obra del genio desde el barroco, pasando por el romanticismo, hasta llegar a las vanguardias artísticas del siglo XX.

INTÉRPRETES:

El Greco/ El Troyano: Guillermo Dorda
Álter ego [El otro yo]: Ivancsa Soma (Solos neoclásicos del Greco)
Cía. Trànsit Dansa - Gran Ballet de Cámara de Madrid:
Aina Margallo
Beatriz Torralvo
Inés Vieites
Sara Peña
Francisco Hilario
Noel Contreras
Pablo Molina Vu
Diego Landin
Violonchelo: Pilar Ordóñez
Iván Andrés (Artista multimedia)


EQUIPO TÉCNICO ARTÍSTICO
Guión, dramaturgia y espacio escénico: Liuba Cid
Coreografías: María Rovira
Diseño y realización de Mapping 3D: David Manso y Rodrigo Tamariz (Factoría del Mapófono)
Composición, mezclas y edición musical: Pilar Ordóñez
Diseño de vestuario: Susana Moreno (LaDoppia©)
Animación “Caballo de Troya” en 3D:
Félix Bergés (El Ranchito©)
Ingeniero de sonido: Ivan Andrés
Diseño de luces: LC Performance
Técnico de luces: Eduardo Astorga
Jefe de Tramoya: Jorge Luis Díaz de la Rosa
Gráficas: Carril Bustamante
Dpto. Comercial: Leonardo Buenaventura
Road Manager: Mercedes País
Producción y distribución: Mayda Bustamante.
Arte Promociones Artísticas S.L
Agradecimientos:
Marifé Santiago Bolaños (Asesora del proyecto “Somnus Greco”)
Instituto Universitario de Danza Alicia Alonso
(Universidad Rey Juan Carlos)



Estructura del espectáculo

PARTE I

EL SUEÑO DE EL GRECO HACIA 1609
El sueño de El Greco hacia 1609.
Prólogo “Agnus Dei”. Sueño, luego existo. El hombre y su unión con lo divino. Formas a través del color y el movimiento.
Cuadro I
“Meditaciones en el estudio del pintor”. Visiones de Toledo. La lírica y la meditación como fuentes de inspiración en su pintura; religión, fe y  pasión.
Cuadro II
“Emigrante, Barroco y Soledades”. Emigrante y viajero desde Creta hasta Toledo pasando por Venecia y Roma. El encuentro entre el arte Bizantino y la pintura del barroco. Toledo hacia 1600.
Cuadro III
“Seres como Ectoplasmas”. Oscuros acontecimientos de la mente subconsciente revelados en sus personajes opresivos e inquietantes. Pintor del movimiento en espacios estrechos, la agitación encarcelada.
Cuadro IV
“Solo en mi”. Álter ego: Genio y figura.
Cuadro V
“El sueño de Laocoonte”. El Greco narra la historia que da origen a la pintura. El relato de la tragedia protagonizado por el Sacerdote Laocoonte que advierte a los Troyanos de la llegada del “Caballo de Troya” a la ciudad, desvelando el diabólico regalo que guarda en su interior. Pese a sus advertencias, los troyanos creen que el caballo es sólo una ofrenda de la diosa Atenea e ignoran sus súplicas abriendo las puertas de la ciudad. Como castigo, ante la osadía por revelar el secreto, los dioses envían dos descomunales serpientes llamadas “Porces y Caribea” con el encargo de devorar a sus hijos. Laocoonte, ante la espantosa aparición acude a auxiliarles, pero muere devorado junto a ellos. La dramática escena es recreada en el cuadro, en el que también vemos un caballo que avanza hacia Troya (Toledo) bajo un cielo agreste y premonitorio que anuncia el angustioso final de la batalla.


PARTE II

EL GRECO: TROYANO A TRAVÉS DE LOS SIGLOS.
Como el caballo de Troya se introduce en la ciudad y modifica su paisaje, así viaja y se expande su pintura en el devenir de siglos posteriores. El genio del pintor, ahora convertido en Troyano, viaja en el tiempo cuatrocientos años, esparciendo su huella en el arte del romanticismo y en las vanguardias artísticas del siglo XX. Danza, música y teatro nos acercan al relato del genio guiados por un Greco intemporal.

Cuadro I
“Viajero en el tiempo. Sueños de El Greco”. El Troyano penetra en el tiempo. Como un “virus” contaminando las palabras, como una flecha lanzada hacia los cuatro puntos cardinales. ¿Pero existo? ¿Dónde y cómo?.
Cuadro II
“El sueño romántico”. Ángeles y Hombres.
Cuadro III
“El sueño impresionista”. El mundo es una impresión que se hace de si mismo.
Cuadro IV
“El sueño expresionista”. Cuerpos y formas. ¡Orden! ¡Orden!.
- Nadie me escucha-.
Cuadro V
“El sueño de las vanguardias”. Lo maravilloso participa oscuramente en cierta clase de revelación de la que tan sólo percibimos los detalles. Automatismos físicos.
Finale
“La inmortalidad”. El Universo no habla, nada dice, Paraíso final sólo de música en lo profundo del corazón.
Liuba Cid

“...Entonces, de nuevo, nos vienen a la cabeza las imágenes de los caballeros misteriosos de El Greco, manos y rostros luminosos, emergentes de la oscuridad que cubre sus cuerpos. Pero también intuimos que cuando se trata de ir más a lo profundo de esa imagen debe despojarlos de toda señal, debe despojarlos de su temporalidad cultural y hacerlos solo eso: seres humanos frágiles, inocentes acaso.
La vida humana pasa, efímera, como un sueño. Pero también somos un sueño de eternidad, por eso la “realidad” parece quedar suspendida en el movimiento que El Greco ofrece. Un movimiento interno en el que el rostro o las manos suelen emerger luminosas de fondos oscuros o uniformes, como si la materialidad del espacio, su densidad, permitiera, al ser atravesada, regresar al movimiento misterioso que la escena detiene”.

Marifé Santiago Bolaños. (Asesora del proyecto Somnus Greco)